sábado, junio 02, 2007

CELIACOS Y BARRERAS. DÍA NACIONAL DEL CELIACO

El pan es la 'cruz' de los celíacos. (Foto: EL MUNDO)

El pan es la 'cruz' de los celíacoshttp://www.celiacos.org/. (Foto: EL MUNDO)

Migas con chocolate para todos, o paella y carne, que si alguien tiene problemas de acceso hasta el lugar, se estudia el emplazamiento del evento, eso sí, si hay un celiaco, que se busque la vida , porque da lo mismo que no pueda realizar la actividad.
No existe conciencia de la falta de accesibidad que esta circunstancia implica, y nadie se molesta en tomar las medidas compensatorias oportunas para derribar esas barreras no arquitectónicas.
No entiendo que el mismo espíritu que nos ha animado a exigir unas mínimas condiciones de accesibidad a edificios y viviendas, y a dotar a los espacios públicos de rampas y ascensores que permitan el acceso -también en coches y sillas de ruedas-, y nos invita a traducir al lenguaje de los signos las retransmisiones importantes, como la del debate del estado de la nación, o los de las comunidades autónomas, ni siquiera nos plantea problemas de conciencia a la hora, no ya de discriminar al celiaco, si no de impedirle el acceso a las miles de actividades basadas en la ingesta de alimentos, que son la mayoría de las lúdicas.
- que la ley exiga la especificación de todos los componentes alimentarios de los productos alimenticios industriales,
- que se nos aumenten las ayudas, para soportar el tratamiento, que no es otro que la dieta sin gluten, (receta, o desgrabación fiscal) como en otros paises,
- y que ningun celiaco se vea marginado de un evento público porque ni uno solo de los platos sea apto para la dieta sin gluten.


2 comentarios:

Rubén dijo...

Soy celiaco, por tanto aplaudo tu propuesta totalmente, porque sufro en mi carne y en mi bolsillo cuanto dices. Y además de esos sufrimientos físicos y económicos de los que hablo están los más morales a los que también te refieres que son de injusticia al sentirme constantemente agraviado comparativamente como tú misma mencionas.

Joaquín Jiménez dijo...

Como padre de una niña celíaca no puedo estar más de acuerdo. Pero si no fuera padre de celíaco, lo estaría igualmente.

Mila apunta muy acertadamente a las barreras que el colectivo tiene y que afectan a una faceta muy importante, quizá la más importante de nuestra vida, que es la alimentación que, además, podemos combinar con el factor ocio ya que es precisamente ahí donde surgen los mayores problemas.

La Sociedad, empezando por nuestros dirigentes políticos, no es que no esté concienciada del problema, es que no tiene la más remota idea de lo que es, salvo honrosas excepciones.

La Enfermedad Celíaca o EC no es en sí misma una barrera, lo es el desconocimiento y, el algunos casos y por desgracia, la falta de concienciación y de solidaridad hacia un colectivo que tiene un problema.

El aspecto económico puede llegar a ser un gran problema para el que nuestro estado o comunidad, tan protectores en otros ámbitos, no ofrecen ningún tipo de ayuda.

Yo siempre he dicho que lo mejor que le puede pasar a mi hija es que pueda hacer una vida normal y eso pasa porque la Sociedad esté informada de nuestra realidad para lo que es imprescindible que la Administración, sea la que sea, tome cartas en el asunto.

Un saludo a todos y gracias anticipadas.