viernes, junio 06, 2008

Apostasía colectiva desde Cáceres Laica

Así ( como os pego abajo) lo contaban los medios y así lo vivía yo: Lucía una explendida mañana de Junio y habíamos buscado el momento hasta debajo de la piedras -no es facil congregar a un nutrido grupo de compañeros un día laboral por la mañana, pero entre tanto laicista siempre hay parados, jubilados y al gún que otro convaleciente de baja laboral- . La ciudad antigua burbujeaba de turistas y nosotros y nosotras nos permitíamos hacer uso de uno de nuestros derechos más pisoteados: La libertad de conciencia.

Tras despedirnos del Obispado, donde no aceptaron nuestras solicitudes, con pretextos varios, compartimos un distendido paseo, y brindamos.

¡Por un mundo laico, ni un paso atras!

Milagrosa Carrero Sánchez

La asociación 'Cáceres laica' presenta en el Obispado de Coria-Cáceres una treintena de solicitudes de apostasía CÁCERES, 6 Jun. (EUROPA PRESS) - La asociación 'Cáceres laica' presentó hoy en el registro del Obispado de Coria-Cáceres las solicitudes de 37 ciudadanos que quieren apostatar de la fe católica y piden a la Iglesia que borre sus nombres de los registros de bautismo en aquellas parroquias donde fueron bautizados por decisión de sus padres en la mayoría de los casos. La portavoz de la asociación, Milagrosa Carrero, explicó momentos antes de entregar las peticiones en el Obispado situado en la plaza de Santa María de la capital cacereña, que se trata de un derecho recogido en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que garantiza la libertad de conciencia, creencia y religión. Ante esta situación, 'Cáceres laica' ha organizado este "acto de apostasía colectivo" respondiendo "a una demanda de los ciudadanos que no sabían cómo hay que hacer para seguir los trámites", dijo Carrero, quien indicó que "las administraciones deberían poner los medios que faciliten a los administrados este derecho". Entre las personas que han presentado esta solicitud de apostasía se encontraba el ex coordinador de IU en Extremadura, Víctor Casco, quien puso como ejemplo que si un niño al nacer su padre lo hace socio del Barcelona y después él se hace del Madrid, "a nadie le parecería extraño que se borrase de un club para pasarse al otro". Por este motivo, Casco cree que si alguien decide que no quiere estar bautizado ni pertenecer "al club" de la Iglesia Católica, tiene derecho a ejercer ese deseo personal.


1 comentario:

María dijo...

Me ha llamado la atención que compareis a la iglesia con un club, que no sepais que el BAUTISMO ES UN SACRAMENTO, y que vais a seguir bautizados, aunque renegueis de ellos. Por cierto, ¿te llamas MILAGROSA, no?