miércoles, septiembre 26, 2007

Autovía Cáceres badajoz

AUTOVIA CÁCERES BADAJOZ

Debe ser muy gratificante coincidir con las corrientes que se llevan, y pensar lo que en ese momento esté de moda. En cambio puedo asegurarles que carecer del don del mimetismo proporciona infinidad de molestias, enemistades e incomprensiones. Y este es mi caso que a veces digo no cuando toca decir sí, y ahora que algunos “ecologistas” dicen no, yo me veo obligada a decir sí.
Cuando leía esta noticia : “Cuatro personas han muerto calcinadas esta mañana en un accidente de tráfico ocurrido poco después de las 11.00 horas en la carretera que une Ribera del Fresno y Villafranca de los Barros (Badajoz). El siniestro ha tenido lugar al chocar frontalmente una furgoneta y un turismo...” Me echaba las manos a la cabeza renegando por la falta de infraestructuras que propicia este tipo de accidentes, a sabiendas de que las carreteras de doble sentido acumulan el 44,8 % de estos accidentes, y constándome que el 30% se producen en las zonas urbanas, representando las autopistas y autovías solo el % restante, casi la mitas que en carreteras.
Claro que me preocupa la incidencia medioambiental de la autovía, sobre todo la incidencia positiva para estos cientos de viajeros, extremeños en su mayoría, que asumen diariamente, o cada fin de semana el riesgo adicional que supone viajar por una carretera de doble vía. Además cuando esté acabada la autovía será fácil llegar a un hospital importante en caso de urgencia, circunstancia que tampoco me parece despreciable, e incluso los bomberos tendrán más fácil el acceso a los incendios de toda la zona que recorre la autovía, de alto valor ecológico. Frente a todo esto no parece de importancia el ahorro en combustible que va a suponer la nueva vía, y no sólo por el recorte en kilómetros, si no porque en autovía es más fácil mantener una velocidad de régimen que en carretera evitando frenadas y acelerones, o el ahorro en neumáticos, en aceite... y por supuesto en emisiones toxicas.
Razones, para mi importantes, que repartidas por “pros” y “contras” en una balanza, me llevan otra vez a discrepar, y a quedarme con la autovía.

Milagrosa Carrero Sánchez

1 comentario:

JOSÉ CAMELLO MANZANO dijo...

¿Porqué "ecologistas" entre comillas?. ¿Porqué no "ser humano" entre comillas también?. Al parecer para usted es lo único que existe y tiene valor sobre este planeta, olvidando que lo que heredamos para respirar hemos de dejarlo a quines tienen que apechugar detrás. Merece usted unas comillas,señora, por demagógica. Apelar a accidentes y difuntos habría de llevarle a los 16.000 fallecidos anuales en este país por acción directa de partículas contaminantes en función,entre otras cosas, del nivel de tráfico sobre grandes vías.O a las víctimas del comercio ijunsto que se nutre de ellas para colonizar los mercados.¿porque no exige una red ferroviaria digna entre dos capitales de provincia y un transporte público adecuado?

Me pregunto si se habrá hecho o no esta autovía en el futuro. Si habrá, dentro de muy poquitas décadas, entre Cáceres y Badajoz, en vez del secular camino siempre reciclable y reciclado al calor de los siglos, un irreparable monumento de la era del derroche y su caída. Confío en que no. ¿Cuántos no quieren llegar como en cohetes, sino simplemente llegar? ¿Cuántos no prefieren la belleza y la utilidad en mano de esta vieja pero sabia carretera, segura y abierta siempre al tránsito, fácil de reparar cuando hace falta, alegre para quien le gusta conducir sin presiones, a los cientos de millones de euros volando que otra macro-obra llevaría, del dinero público que reparte Bruselas, a quién sabe qué destinos?.


En la actual carretera que une ambas ciudades a través de la Roca de la Sierra y Puebla de Obando no existe un volumen de tráfico que pudiera justificar dicha infraestructura, la densidad de tráfico es muy inferior en la mayoría de sus tramos a las que el propio PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) establece como mínimo necesario para hacerlas recomendables (10.000 vehículos/día) únicamente se acerca a este volumen de tráfico el tramo Badajoz hasta el cruce con la carretera de San Vicente de Alcántara donde ya se está ejecutando un proyecto de desdoblamiento de la calzada.

Destacan que incluso en el estudio informativo se puede apreciar en la página 6 como se reconoce que el volumen de tráfico no justifica la inversión, se dice en la página 7 que tendrá un efecto inductor en el volumen de tráfico, es decir más contaminación y CO2. y todo ellos a costa del deterioro de muchas fincas, explotaciones agroganaderas y cinegéticas así como de los ecosistemas protegidos que atravesaría esta autovía.
Los ahorros de tiempo en el viaje por esta autovía propuesta frente a las ya existentes son reducidos e incluso dudosos, Aspecto que varía según la alternativa que se considere (en la memoria resumen se ofrecen 4 alternativas de trazado), la complicada orografía de algunas de las zonas con mayores valores ambientales en Sierra de San Pedro podría obligar a tener que reducir las velocidades máximas permitidas, les parece evidente la necesidad de estudios más profundos que evaluando todos los factores socioeconómicos determinen si esta notable inversión sería social y económicamente favorable, ya que consideran que los efectos perniciosos serían más importantes que los beneficiosos para la sociedad extremeña en su conjunto y para el medio ambiente. Recuerdan que el presidente de la Junta de Extremadura ha valorado en 300 millones de Euros su coste en declaraciones efectuadas con motivo de su reciente visita a Almendralejo.

Explican los ecologistas que la actual carretera presenta un buen firme, aunque mejorable, tiene amplios tramos para realizar adelantamientos que vuelven a cuestionar la necesidad de convertir dicha carretera en autovía. Únicamente, en el sector más montañoso (no mayor de treinta kilómetros) que atraviesa la Sierra de San Pedro entre el Puerto del Clavín y la Roca de la Sierra pueden existir puntualmente pequeños problemas en cuanto a visibilidad o posibilidades de adelantamiento que serían subsanables con carriles de vehículos lentos en las zonas que puedan presentar algún problema contribuyendo con esta sencilla medida a una óptima fluidez del tráfico destruyendo muchas menos zonas de gran valor ecológico.

Esta nueva Autovía causaría un gran impacto ambiental que se puede resumir en:
Destrucción de la vegetación y habitat de especies protegidas, en muchos casos irreparable al ser árboles centenarios.
Efecto barrera para fauna silvestre de las ZEPAs de Sierra de San Pedro y Llanos de Cáceres afectando a especies en peligro de extinción como lince ibérico, lobo y nutria, así como a la fauna cinegética ciervos, jabalíes,....
Destrucción de patrimonio cultural y arqueológico.
Destrucción de fincas agrícolas, ganaderas y cinegéticas, división de muchas de ellas, con la consiguiente pérdida de recursos sostenibles que se obtienen en muchas de ellas y dificultando su futura gestión.
Mayor consumo energético y por tanto más contaminación y emisión de CO2, por tanto dificulta el cumplimiento de los compromisos adquiridos con el Protocolo de Kioto, incluso en el propia memoria se afirma (como algo supuestamente positivo) en la página 7 que tendrá un efecto inductor en el volumen de tráfico, es decir se pretende promover con dinero público más contaminación y emisiones de CO2.
El efecto inductor del tráfico sería negativo para ambas ciudades que ya tienen problemas de tráfico (pudiendo inducir un aumento del parque automovilístico y los desplazamientos del mismo) en este sentido considero la mejora del transporte público y especialmente del ferrocarril de bajo coste accesible para todos más favorable ambiental y socialmente, ya que beneficia a más capas de la sociedad y especialmente a las personas son menos recursos jóvenes, ancianos y personas con minusvalía que pueden tener más dificultades para acceder al transporte privado.
Conllevaría alteraciones de los cursos superficiales y subterráneos de aguas, de gran importancia en esta zona con fuerte sequía estival.
Esta obra puede conllevar la introducción de especies no autóctonas como se puede comprobar en la mayoría de autovías de la región la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) considera la introducción de especies no autóctonas como la segunda causa de extinción de especies en el mundo.
Esta autovía afectaría asimismo a la recuperación futura del Lince Ibérico, especie en peligro de Extinción para la que se ubicará un centro de reproducción en cautividad en Extremadura. Teniendo en cuenta de que una de las posibles zonas de reintroducción del Lince Ibérico sería la Sierra de San Pedro este aspecto debería ser tenido muy en cuenta antes de acometer este proyecto y debería llevar a rechazarlo

Por estos motivos esta Autovía creará un impacto inaceptable en estos espacios protegidos de la Red Natura 2000 y estiman que la Junta de Extremadura no ha justificado suficientemente que esta obra sea necesaria.


Salud